La Estela del Cometa. Consecuencias Inesperadas

Estela cometa

Cuando escribí el último post “¿Resistiré?”, no imaginaba que ibais a escribirme tantas personas, algunas en el blog, y otras con una respuesta personal.

Por eso, ante todo quiero daros las Gracias. ¡Muchas Gracias!: Eva, Fernando, Isabel, José Luis, Lily, Lola, Maite, María Eugenia, Mari Carmen, Mireia, Miriam, Mónica, Nancy, Silvia, Sunsi y Victoria. Gracias de corazón.

Vuestras respuestas han sido como las estelas de los cometas: mucho más bellas que los propios cometas. Gracias por todas y cada una de ellas. Por eso, os ofrezco a todos en este post, algunas de las que más me han impactado, con el deseo de que alguna os pueda gustar o quizás impactar también.

EL POST Y LA CANCIÓN

– Me ha gustado mucho. Muy buena historia. Gracias por tus escritos, especialmente éste.

– Gracias por el karaoke! Me lo he pasado muy bien cantando la canción.

– Esta canción me conecta con la gente, todos estamos pasando por lo mismo, es un canto a la esperanza. Y es posible que también haya un recuerdo escondido de mi niñez: tuve que resistir mucho para pasar una enfermedad muy dolorosa.

– Resistiré. A mí me conecta, con aquel momento en que decidí superar mi adicción a las drogas, y resistir cada vez que tuve una recaída. Ahora, 16 años después, gracias a Eduardo, Pilar, a todas mis compañeras/os, y a la PNL, soy yo el que estoy ayudando a otras personas confinadas, a resistir para conseguir algo que vale mucho la pena para sus vidas. Gracias Eduardo por hacerme recordar todo esto. Un abrazo.

 
Estrella

CONFINAMIENTO PARA TODOS LOS GUSTOS

– Tener todo el tiempo para mí y hacer cosas creativas me hace muy feliz.

– Estoy más tiempo con mi hija, jugamos o simplemente estamos juntas.

– No dejes de animarnos en estos momentos tan extraños.

– Tengo opresión en el pecho. Es la falta de libertad.

 
Sufrimiento

EL SUFRIMIENTO HUMANO

– Respiro hondo y acepto mi enfermedad crónica y la tristeza por la muerte de mi padre, porque sé que resistí, resisto y resistiré.

– Siempre hay un algo en la vida que nos lleva a resistir. Yo lo viví en la adolescencia luchando contra todo pronóstico médico de que no iba a superar aquella situación. Me aferré a Dios y a la Virgen: soy católica, y lo superé.

– ¡Quiero que mis seres queridos ganen esta batalla! ¡Hasta yo! Ese es mi temor. ¡Quiero seguir con vida!

– Resistiremos, hasta que lleguemos a esa calma y esa paz que nos indican que ya está, que ya podemos descansar.

 
Esperanza

LAS CONSECUENCIAS

– Valorar más la vida, ¡yo no quiero resistir!, ¡quiero vivir!

– Gracias por abrir tu corazón Eduardo. Eres querido y yo te quiero mucho. Un abrazo siempre.

– Pues yo solo puedo decirte que muchas gracias por todo lo que me has enseñado que en estos tiempos difíciles. Soy súper feliz y estoy ayudando a gente a que también pueda serlo y eso me hace sentirme totalmente plena y feliz. Y no he tenido ni un día de bajón a pesar de estar en un ERTE como tantas otras personas y no saber cuál será el futuro, pero gracias a todo lo que he aprendido contigo no me afecta negativamente nada, sino que estoy mejor que nunca, así que resistiré como siempre he hecho en mi vida, pero con mucho mejor ánimo que las otras veces que tuve que resistir en la vida. Un abrazo.

¡GRACIAS! ¡NAMASTÉ!

Eduardo Díez – Psicólogo y Coach.

15 comentarios en “La Estela del Cometa. Consecuencias Inesperadas”

  1. Gracias Rosa Ma por tu comentario:
    “Muchas gracias Eduardo. Una gran experiencia vital muy generalizada a compartir, entre todas las personas, en niveles y ámbitos sociales y profesionales. Con fuerza *Resistiré*. Salud para tod@s. Hasta pronto. Rosa María Moreno.”

    En efecto, las alegrías y las penas compartidas, potencian y alivian respectivamente, esas emociones tan poderosas, y nos hacen sentir a todos miembros de la Humanidad. Un abrazo 🙂 Eduardo.

  2. Pues resistir es la cuestión… igual que ser o no ser. Si te imaginas en el mar con olas… nadas y te mantienes hasta la siguiente, después ya te relajas, pero ves que se acercan otras muchas para resistir, y no ahogarte o que te arrastren más de la cuenta… pues así… salta las olas y resiste, hasta que se queden en calma, pero no puedes estar del todo tranquilo, por si vuelven las olas, pero mientras tanto, aprovecha esa calma.

    1. Querida Maite, me ha encantado tu metáfora de la vida: relajarme y disfrutar en los momentos de calma, y resistir en la tempestad. Un abrazo muy grande. Eduardo.

  3. Bon dia Eduard, me encantan todas las palabras escritas en este post, todos los agradecimientos, emociones y experiencias. Leer que ayudas a tantas personas y eres muy querido. Agradezco a la magia el poder ser una de ellas. Hoy mi gratitud es para ti. Gracias por poner luz en nuestros caminos. Gracias por escucharnos. Y Gracias por enseñarnos tanto. Te deseo toda la felicidad del mundo.

    1. Muy querida Silvia. Yo también agradezco a la magia de la vida, la oportunidad de haberte conocido. Y recibo agradecido tu testimonio y alegría compartida por mi trabajo. Testimonios como el tuyo son los que ma hacen feliz y dan sentido a lo que hago y que tú también estás empezando a hacer como coach. Además de lo que hace tiempo ya haces con la fotografía. Un abrazo enorme. Eduardo

  4. Agradecida a la vida por haber tenido la suerte de vivir momentos muy entrañables en tus cursos que me ayudaron a encontrarme y fueron el punto de partida para vencer “resistencias” que me impedían avanzar. ¡¡Muchas gracias Eduardo por todo lo que compartes y por hacerlo con amor!!

    1. Querida Lidia, muchas gracias por tu comentario! Me alegra muchísimo haber podido contribuir y facilitar experiencias entrañables de autoconocimiento y de avance en tu vida. Para mí también ha sido y es un placer disfrutar de tu humanidad y bondad personal y de tu apertura al cambio. Un abrazo lleno de afecto y cariño. Eduardo.

  5. Yo solamente puedo escribir palabras de agradecimiento. Sentir una voz como la de Eduardo, ese saber escuchar, cosa que valoro tanto al no haberlo tenido nunca o poco por mis padres, y ese sentido de la comprensión y respeto que he tenido. Agradecimiento total y espero y deseo seguir en contacto. Un abrazo. Maite.

    1. Querida Maite: muchas gracias por tu comentario. Me alegro de corazón de haberte sido útil para lo que nos comentas. Me doy cuenta de que yo podría decir de mis padres algo parecido a lo que tu dices, eso sí, lo hicieron lo mejor que supieron y pudieron. Doy las gracias también a través de ti, a los terapeutas y coaches que me enseñaron a escuchar , a comprender y a respetar a las personas. Es la cadena del aprendizaje y de la Vida. Un abrazo muy muy grande. Eduardo.

  6. Realmente cada contacto contigo se traduce en crecimiento, enriquecimiento, fe, esperanza y resiliencia. Continuemos adelante! Demostremos que podemos lograr lo que nos propongamos! Clave: Constancia, esperanza y credibilidad!

    1. Gracias. Éste es el contenido del post de Marcos Amadio:

      De ver, mirar y observar. Hay una afirmación que dice: “Es imposible reconocer algo de afuera si ese algo no está, también adentro”. Me refiero evidentemente al hombre y a su psiquismo. Quizás este axioma es la base del porqué de la experimentación, de la vivencia, es la raíz misma de la vida. Necesitamos experimentar para desarrollar conciencia. Uno de los axiomas o verdades universales enuncia que, “Tal como es arriba es abajo”. Si es cierto, que lo es, tenemos que, en base a ese mismo axioma podemos entonces deducir que el universo es como nosotros, o, mejor dicho, nosotros somos como el universo. Cambia solo el tamaño. Entonces, por esa misma razón, si nosotros experimentamos y tomamos conciencia puede ser cierta la expresión de que: “el universo toma conciencia también de sí mismo a través de nosotros”. Y lo hace a través de la experimentación y la conciencia que nosotros, como seres humanos, desarrollamos. Nosotros tomamos conciencia del universo que nos contiene y el universo toma conciencia de si mismo a través de nuestra experimentación. Un científico francés, autor de la teoría del desdoblamiento del tiempo y del espacio, afirma que todo en el universo es información, todo es flujo de información en ambos sentidos. Yo emito una información y yo recibo una información. En la física cuántica se explica y se demuestra que dos partículas que han estado juntas, aunque después estén separadas por un infinito espacio una variación en una repercute en la otra y viceversa.Eso es una demostración del flujo de información. Decía una leyenda oriental que cuando dos hombres se dan la mano, una parte del uno va al otro y otra parte del otro va al uno, de tal manera que allá donde estén, el uno y el otro estarán siempre unidos. Es lo mismo pero dicho de diversas formas.
      Entonces nuestro papel colectivo e individual es importante. Yo influyo en el resto, como el resto influye en mí. El resto, conmigo dentro, influye e influimos en el Universo como el Universo influye en nosotros y en mí. Es la ley. Entonces ha de haber fuerzas que nos llevan en una u en otra dirección. Nosotros, si bien aún relativo, tenemos un gran poder de acción y de influencia, y subestimarlo es disminuir una capacidad innata que tiene, su justo valor, ni más ni menos. Si yo veo a un ángel, el ángel también me ve a mí. Del mismo modo, si veo a un demonio, el demonio que veo, también él me ve a mí. Hay siempre un flujo de información en ambos sentidos y, observador y observado se influencian mutuamente. Recuerdo que, en una ocasión, de visitas en un país sudamericano, se acercó hasta el hotel donde desayunábamos un indio guaraní. Vendía objetos y, por unas monedas, se dejaba también fotografiar. El cicerón del grupo en el que estaba nos dijo: “No subestiméis su ofrecimiento de foto. Para él es un gran sacrificio el que debe hacer para ganar sustento, ya que está convencido de que en la foto se queda atrapada y para siempre una parte de su alma, una parte del alma de la que él se desprende”. Me impresionó está realidad, este hecho. Me imagino que, en su construcción mental del proceso de la fotografía y que él difícilmente puede comprender en su totalidad, perder una parte de su alma debió y debe de ser la respuesta que encontró al hecho de ver que en un trozo de papel fotográfico quedaba impresa su imagen. Su composición de la realidad es que perdía un poco de su alma. Vernos reflejados en un espejo, o en un río, las primeras veces para un hombre debió de ser impactante, quizás fue el primer paso del autoconocimiento, es decir del tomar conciencia de sí mismo.
      Quizás, y no tengo duda de ello, la Idea Creante decidió, a través de los Dioses primero, y a través de los hijos de los dioses después -dioses éstos también en potencia y en si mismos- utilizar nuestra conciencia para ser consciente de sí mismo. De hecho y en escala diferente, vuelvo a reiterar, lo grande y lo pequeño son idénticos. Entonces quizás, el pensamiento es un reflejo físico de la consciencia, ya que si: “Pienso, luego existo…”. Será entonces que si existo…, soy consciencia. Y dado que el pensamiento es clave, solo para acabar, y ahora en este tiempo de tanta turbación, transcribo una frase de J.P. Garnier Malet: Nuestro pensamiento: Cada uno debe de personalizar su pensamiento en la fuerza del Doble y sin ninguna duda, ya que los elementos que se desencadenan intentan perturbar todos nuestros conocimientos primordiales acerca del espíritu. Dejad de lado todo pesimismo para mantener una confianza sin límites.

  7. Muy lindo post Eduardo, he sentido vibrar mi corazón leyendo, mucho amor, sinceridad y autenticidad en cada palabra. Es que solo podemos ser nosotros mismos. No hay otra 🙂 Un abrazo.

    1. Querida Sandrine, me alegro de los efectos del post, es decir de todas esas personas, en tu generoso corazón. Gracias por compartirlo. Y relacionado con lo que dices, en mi opinión, solamente podemos ser lo que somos en este momento de nuestras vidas… con lo que nos gusta, con lo que nos gusta menos, y con nuestra posibilidad de seguir viviendo, aprendiendo y creciendo. Un abrazo muy grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *