Tres Antídotos contra la Inseguridad y las Dudas

¿Alguna vez has querido hacer alguna cosa, o emprender alguna acción, pero te has pasado días y días inseguro, dudando y finalmente no te atreviste a hacerlo?

Estoy indeciso, tengo dudas, no estoy seguro

¿Quizás no te atreviste porque tenías miedo de fracasar o de equivocarte?

¿Quizás no te atreviste porque te comían las dudas?: “¿Y si no me salen bien las cosas? ¿Y si luego acaba mal? ¿Y si al final no es como me imagino?”

¿Quizás no lo hiciste porque querías estar seguro antes de pasar a la acción, y como nunca llegaste a estarlo ahí acabó todo?

A mí también me ha pasado lo mismo muchas veces en mi vida… hasta que un día, mientras dormía…

 
Dudas

Hace unos años, mientras dormía…

…se me apareció en sueños un mago muy especial, que con una mirada pícara y afectuosa, me regaló una bonita bolsa de cuero rojo, cerrada con una cinta dorada.

Dentro de la bolsa encontré 3 cajitas de plata, y un papel escrito, en el que ponía:

“Eduardo, cuando te llegue el momento de abrir estas cajitas de plata, lo sabrás.”

Me quedé muy intrigado, y aunque tenía ganas de abrirlas, no lo hice y decidí hacer caso del mensaje y esperar.

Un día, semanas más tarde, mientras estaba en casa, sentía un vago malestar corporal en el pecho y en la cabeza, a la vez que me encontraba algo triste y decaído.

Me senté a escuchar mi cuerpo, e interiormente me vino la idea de que el plan que me había hecho para las vacaciones de verano, estaba incompleto y le faltaba algo.

Seguí conectado conmigo mismo un poco más, y de repente me surgió una inspiración: «¡Me apuntaré a ese curso al que hace tiempo quiero ir!»

 
Tres cajitas

Y entonces empezó la guerra de siempre: una voz conocida surgió dentro de mi cabeza, con un runrún parecido al de un disco de vinilo rayado de los antiguos: «y si no hay curso en las fechas que quiero… y si es demasiado caro… y si no vale la pena… y si luego me aparece otra cosa mejor… y si después me arrepiento…»

¿Cuándo es la última vez que tu mente te «regaló» un pequeño suplicio como éste? Mi mente, a la que me despisto, no para de machacarme vivo con su retahíla de «y si», que desaniman al más pintado.

Los Tres Antídotos: Las 3 Cajitas de Plata

Entonces, me acordé de la bolsa de cuero, y saqué de ella la primera de las cajitas. La abrí y dentro estaba escrito el siguiente mensaje:

ANTÍDOTO Nº1 = «¿Y por qué no lo pruebas?» … Ah! me dije, ¿y por qué no pruebo el hacer lo que deseo hacer, experimentar lo que me hace ilusión, y luego ya juzgaré los resultados que he obtenido? … ¡en marcha! ¡acción!

Pero, a veces, como en este caso, el antídoto no era lo suficientemente poderoso, y la vocecita de los «y si» seguía erre que erre… Por eso, volví a abrir la bolsa de cuero, y cogí la segunda cajita, dentro de la cual, encontré este mensaje:

ANTÍDOTO Nº2 = «¿Y qué es lo peor que te podría pasar si lo pruebas? ¿Qué prefieres, hacerlo y correr ese riesgo, o no hacerlo?»

Este antídoto, luego he comprobado, que puede con casi todos los «y si», sin embargo, aquella vez, me encontraba atascado en una duda sin fin.

Por eso, volví a la bolsa del mago, y saqué la tercera y última cajita, en la que encontré escrito lo siguiente:

ANTÍDOTO Nº3 = «Tienes 59 segundos para decidirte, en caso contrario, te lo jugarás a cara o cruz con una moneda»

Hasta hoy, aún no he encontrado un «y si» que haya podido resistirse al tercer antídoto.

 
Moneda al aire

Así que ya sabes, ésta es la Fórmula de las 3 cajitas para decir adiós a tus “y si” miedos y dudas… ¡y pasar a la acción!

La Fórmula para Decir Adiós a tus Indecisiones y Dudas

Contra el veneno de tus “y si”, indecisiones, y dudas de pasar a la acción, tienes 3 antídotos para probar su efecto, por este orden, a saber:

  1. PROBAR Y VALORAR: ¿Y si… lo pruebo y veo qué tal resulta?
  2. ¿QUÉ ES LO PEOR?: ¿Y qué es lo peor que me podría pasar? Y… ¿qué prefiero: hacerlo y correr ese riesgo, o no hacerlo?
  3. MONEDA AL AIRE: O me decido en 59 segundos, o lo echo a suertes con una moneda.

En mi caso, aquel verano, hice el curso que deseaba y la experiencia resultó excelente, pero si no hubiera resultado así, también hubiera merecido la pena.

Te regalo estos tres antídotos, para que los uses cuando creas que te pueden ayudar, junto con mis mejores deseos para tu vida.

Me encantará recibir noticias tuyas, contándome cómo te ha ido.

Que tengas un buen día.

Eduardo Díez – Psicólogo y Coach.

PD. LOS 3 ANTÍDOTOS Y LA PNL. ¿Y qué relación tienen los 3 Antídotos con la PNL (Programación Neuro Lingüística)? Pues la actitud de prueba y error: no existe el fracaso, solamente el aprendizaje, y si algo no funciona prueba otra cosa… hasta encontrar aquella que funcione.

13 comentarios en “Tres Antídotos contra la Inseguridad y las Dudas”

  1. Muchísssssimas gracias Eduardo!!! Me lo tomo como un regalo de Reyes para mí…

    Agradecida por estos detalles!!

    Un abrazo, y… FELIZ AÑO!! Espero que os hayan traído muchas coses los Reyes Magos!!

    Dolors Cardús

  2. Gracias por la historia Eduardo! Por la cuenta que me trae creo que me puede ayudar a disipar mis dudas 😉
    Te deso un GRAN y FELIZ Año!
    Aitor

    1. Pues estaré encantado querido Aitor de que me cuentes cómo te ayuda alguna de estas estrategias en algún caso concreto 🙂
      Un abrazo muy grande. Eduardo.

  3. Genial !!!!!!
    Mil gracias Eduardo por crear este blog y dedicarnos parte de tu tiempo!!!
    Gracias por los 3 antídotos son fantásticos y muy útiles, lo digo con conocimiento de causa, (los aprendí de ti).
    Gracias otra vez por aportar «felicidad» a tantas personas, eres un ser excepcional!!!, tu dedicación a las personas te hace brillar!!!
    Un abrazo.

  4. Que maravilla EDUARDO, que manera tan bonita a través de tus palabras, de invitarme a que piense, a querer aprender más y más, a seguir inspirándome con tu entrega y pasión.
    Gracias, gracias, gracias.
    Un abrazo
    Laura

    1. Querida Laura: Me alegro de que te inspire a pensar y aprender, y muchas gracias por tu feedback, que me anima a seguir. Un abrazo muy grande. Eduardo.

  5. Eduardo!!! Que buenísimo! Parece que me has leído la mente, porque justo llevo días con muchas dudas, miedos, muchos «y si…, y si…, y si…» y al leerte, todo (dudas, miedos, y si…) se ha desvanecido! Nos vemos pronto! Un abrazo!😊

    1. Querida Jésica, me Alegro MUCHO de que te haya sido tan útil, y Muchas Gracias por compartir tu experiencia. Ya sabes lo que creo acerca de ti: que eres una de las personas que conozco más «echadas p’alante», y que a pesar de las dudas y los «y si…» que todos tenemos, más te atreves a pasar a la acción, para vivir la Vida que quieres vivir. Con mi admiración por ti, un gran y cálido abrazo. Eduardo.

  6. Preciosa historia Eduardo, gracias! Pero…y si (jijiji) en lugar de jugarte tiempo y algo de dinero en un curso de verano lo que te juegas es algo más importante? Como, por ejemplo, tu estabilidad económica al cambiar de trabajo, para seguir tu sueño de convertirte en terapeuta? Mil gracias. Abrazos!!!

    1. Buena pregunta Mercè. Una respuesta breve para ti, que ya eres terapeuta y coach: … y entre «estabilidad económica» o «cambiar de trabajo para ser terapeuta», ¿qué tal explorar una tercera posibilidad, respondiendo a las siguientes preguntas?: (1) ¿cuál es la mínima estabilidad económica imprescindible para ti en este momento de tu vida?; (2) ¿de qué manera podrías a la vez, tener esa mínima estabilidad económica, y comenzar a ejercer profesionalmente como terapeuta?; (3) ¿qué precio vas a tener que pagar en otras áreas de tu vida, para conseguir esta tercera posibilidad? Con afecto, un gran abrazo, Eduardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *